12.30.2007

Los vestidos del 2007





No me apetecía abandonar el año sin detenerme en algo que tanto me gusta en Morante: sus vestidos de torear. De nuevo me fascinó, cada cual mejor, cada cual más personal, cada cual más autentico. Probablemente algún vestido, pienso yo, se habrá quedado sin estrenar al cortar la temporada allá por Junio. Las plazas para los estrenos de sus vestidos son ya claras: Valencia, Sevilla y Madrid.

De los utilizados en el 2006 echó mano de ellos para algunas de sus actuaciones en marcos de menor calado o muy al inicio de la temporada: así en Morón llevó el gris perla y oro, en Écija el azul y oro y en Olivenza y Los Barrios el grana y oro.

El primero de los seis nuevos, el celeste y cordoncillo blanco, lo estrenó por Fallas; un vestido muy rico en contrastes, muy agradable a la vista dentro de todo ese conjunto de colores que genera una corrida de toros; era espectacular pero a la vez lo considero un traje a cuestionar. Tuvo una puesta más en Mostotes.

Por Sevilla dos clásicos, aunque con ciertos toques innovadores: en su primera tarde el negro y oro, con un bordado peculiar, con detallitos en rojo y con un oro un tanto envejecido, vestido sobrio que fue el más utilizado a la postre en la temporada con cuatro puestas: Sevilla, Barcelona, Jerez y Aranjuez. Para su segunda tarde en ciclo abrileño: el caña ¿quién no recuerda esos segundos, con ese vestido visto por su espalda, frente a toriles, en la Maestranza? un color muy de su gusto, no cabe duda, a mí no me llama tanto pero puesto en él adquiere cotas perfectas. Fue el traje con el que probablemente fraguó su descanso en Granada.

Y por Madrid, una sola puesta pude admirar el negro y plata, elegantísimo, de nuevo bordados aztecas al igual que el caña. Para la encerrona escogió el color de los valientes, algo sabría ya Morante, y acracentó la leyenda ese grana y oro, muy personal; aún recuerdo atravesar el ruedo venteño tan bien vestido... Y por último el tabaco y plata, un vestido tremendo, y qué bien conjuntado con ese capote de paseo; para mí uno de mis trajes preferidos. Es más cuando decidí darle un toque nuevo al blog, fueron días de confusión de búsqueda de colores y gracias a este vestido di con la paleta de colores en las letras. El marrón oscuro del título y demás es exactamente el tabaco y esa "especie" de verde que también predomina es el color del corbatín.

los vestidos del 2006 - los vestidos del 2005

3 comentarios:

Anónimo dijo...

QUE DIFICIL ES ELEGIR. TODOS TIENE ALGO (PERSONALIDAD), BUEN GUSTO,ELEGANCIA Y SOBRE TODO TORERIA.
ES DIFICIL ELEGIR

barb michelen dijo...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

uno del sur dijo...

Chabal creo que te has perdio.jeje