7.30.2010

L I B E R T A D ! ! !


Si ya lo decía Sancho Panza: "No es la miel para la boca del asno; a su tiempo lo verás..."

5.09.2010

Dice la Real Academia Española:

puro, ra.

(Del lat. purus).

1. adj. Libre y exento de toda mezcla de otra cosa.

2. adj. Limpio de suciedad o impurezas.

3. adj. Que no incluye ninguna condición, excepción o restricción ni plazo.

4. adj. Casto, ajeno a la sensualidad.

5. adj. Libre y exento de imperfecciones morales.

6. adj. Mero, solo, no acompañado de otra cosa.

7. adj. Dicho del lenguaje o del estilo: Correcto, exacto, ajustado a las leyes gramaticales y al mejor uso, exento de voces y construcciones extrañas o viciosas.

8. adj. Único.

9. m. Cigarro hecho de hojas de tabaco enrolladas y liado sin papel.


3.04.2010

Moranteando por molinete.

.

¿Y si fuese ya? Puff, hombre no, no, no ¿o sí?... Bueno, no seré yo quien diga ahora sí o ahora no, que cada uno morantee cuando su cuerpo realmente se lo pida…


Eso sí, exijámonos; aprovechemos la fuerza de nuestras mentes y elevemos a la máxima expresión al molinete, tal cual lo esculpió Morante en Vistalegre. Mano izquierda plana por delante, describiendo un ángulo recto el brazo, luego, la mano derecha abierta… aaaahííí ¡a la cadera izquierda! a acariciarla y a su vez girar, girar, girar suavemente, girar, girar y girar hasta completar la vuelta. Chiss chisss barbilla elevada no eh! ¡no fastidies! , ¡que estamos toreando! La barbilla a partir ese pecho… pero ¡ojo! ¡no más cánones! que brote todo desde la naturalidad, que sea la propia magia morantista la que nos haga dar un molinete único, grande y por supuesto bello como el que más. Por eso yo decía en el anterior párrafo que no tengamos prisa. Tranquilidad, calma… habrá quienes lo peguen hoy, otros mañana o quién sabe… habrá a quien le llegue la magia por primavera o, o… o incluso una noche de verano.


Ahora, no es fácil pegárselo a cualquiera; quien se elija tiene que deslizarse por todo nuestro costado izquierdo y no vaya a ser que se nos quede debajo y nos pegue un tarantantran. Pero vamos, si hay que echarle valor, se le echa, que para esos somos morantistas y si hay que escoger al propio jefe de uno y en un momento dado, al dirigirse él hacia nosotros y teniéndolo claro que se lo va a tragar, pues a pegárselo, que va ser muy grande! muy grande! O yo que sé, imaginaos que vemos venir un pavo alto de cruz, con no menos de dos metros y ancho como él sólo, y sentimos esa fuerza dentro de nosotros que ¿qué hacer? pues adelante, a pegárselo ¿por qué no? o yo que sé… En un momento dado, viene un “tío” bien hecho, agradable de cara, que se le entrevé con las fuerzas justitas y uno tiene la certeza de que va a ser y la llamada de la magia morantista se apodera de él, pues adelante!


Y por supuesto ¡ojo! ¡ojo! ¡ojo! una vez dado ese molinete a salir en “ Morante”


video